domingo, 19 de febrero de 2017

Cookies de avena que quitan el sentío.


     Siempre me pasa, en las temporadas en las que no trabajo, no me puedo estar quieta, es superior a mi. Por supuesto, he aprovechado para descansar, pero mi cabeza no para de dar vueltas a cosas o actividades en las que me puedo entretener, ya que con este frío que estamos pasando no me apetece mucho salir, la verdad.

    Estoy en un momento "devora libros, cine y pelis" que tenía atrasadas, sobre todo, series, que hubo una época en la que no tenía ni tiempo ni ganas, y estoy ahora poniéndole remedio, jejeje. Ni te digo todo lo que he adelantado últimamente, jajajaja. Ya sabes que no es un esfuerzo para mí como buena apasionada de la lectura, del cine y de la música, así que estoy encantada, jeje.


     Otra de las razones por las que estoy contenta, a pesar de la dificultad al encontrar trabajo es, porque al fin, ya he podido arreglar mi incorporación a las listas de Secundaria al haberme presentado a las oposiciones el año pasado, y también porque estoy participando en un curso dedicado a los Postres de restaurante, que me está encantando. Dura poco, pero vale la pena con creces, la verdad. Y así he conocido el sistema de la Escuela de Hostelería y he podido solicitar plaza en otros relacionados con la pastelería. A ver si hay suerte.

    Volviendo a las series, ahora mismo estoy con la segunda temporada de "Outlander", cuya banda sonora me está acompañando mientras escribo el post, comencé la de "Riverdale" y "This is Us", estoy terminando "The Royals", terminé "The Affair"...y la lista continúa, porque si te digo las que he visto últimamente...jajajaja. Y tú ¿a cuál estás enganchado o enganchada?


    Bueno, espero tus recomendaciones, que hay que aprovechar el tiempo, todo menos estar mano sobre mano. Y ahora toca centrarse en estas galletas de avena que quitan el sentío. Una receta de Alma Obregón, que descubrí en la nueva temporada de su programa en Canal cocina: Dulces con Alma.


Ingredientes:
  • 150 gr. de Harina.
  • 170 gr. de mantequilla.
  • 1 Huevo.
  • 90 gr. de Azúcar de caña.
  • 50 gr. de Azúcar blanco.
  • 160 gr. de Copos de avena.
  • 1/2 Cucharadita de Bicarbonato.
  • 1 y 1/2 Cucharadita de Canela.
  • 1 pizca de Cúrcuma (lo añadí a la receta original).
  • 1 pizca de Jengibre (lo añadí a la receta original)
  • 1 pizca de Nuez moscada (lo añadí a la receta original)
  • 1 pizca de Sal.
  • 115 gr. de Papaya deshidratada en pequeños trozos (la receta original lleva manzana deshidratada).
  • Nueces troceadas al gusto (la receta original lleva del tipo Pecanas).
  • Chocolate negro  para decorar (en la receta original se utiliza chocolate blanco).
Preparación:
  1. Comienzas tamizando la harina junto con el bicarbonato, la sal y las especias en un bol y lo reservas.
  2. Bates la mantequilla a temperatura ambiente con las dos clases de azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea y le añades el huevo sin dejar de batir hasta que se integre.
  3. Es el momento de verter e integrar en la masa los trozos de papaya deshidratada, las nueces y los copos de avena.
  4. Poco a poco, vas añadiendo la harina, el bicarbonato, la sal y las especias que tenías reservados y continuas batiendo hasta que notes que se despega de las paredes del bol o que están totalmente integrados todos los ingredientes.
  5. A continuación, pasas la masa de cookies a un papel film para que enfríe, al menos, media hora para que no se pegue en las manos y no se extienda demasiado en la bandeja, y así podemos formar mejor las bolitas para las galletas.
  6. Pasado el tiempo de reposo, preparas una bandeja con papel de hornear y precalientas el horno a 180 grados, mientras formas bolitas iguales de unos 20 gramos o al gusto, dependiendo del tamaño de galletas que quieras.
  7. Colocas las bolitas de masa en el horno dejando separación entre las mismas y las escachas un poco.
  8. Horneas durante 12-15 minutos, dependiendo de cada horno, hasta que estén doradas y blanditas en el centro.
  9. Con mucho cuidado, las trasladas en una rejilla para que se enfríen. Es el momento en el que derrites el chocolate que prefieras, en mi caso, negro, para decorar las galletas cuando enfríen en forma de tiras o al gusto. Dejas que el chocolate se endurezca et, voilà!! Listas para comértelas sin contemplaciones.  Aguantan bastante en una lata hermética y son ideales para regalar.

    Estas ricas galletas han sido mi aperitivo dulce en las mañanas de esta semana, durante los descansos del curso. No sabes lo ricas que están con el toque de la mezcla de las especias y lo bien que se conservan en un recipiente hermético. El toque del chocolate negro le da un contraste de sabor impresionante ¡¡No dejes de hacerlas!! Nos leemos pronto. MJ.



3 comentarios:

  1. Quiero perder el "sentío"""!!!!, Envíame unas cuantas!!!, Bueno, anda, las prepararé yo...Besines!!!

    ResponderEliminar
  2. Ummmm...tuve la oportunidad de probarlas y sí que quitaban el sentío, jaja. Y se conservan como recién hechas bastantes días. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!! Quería invitarte a un nuevo reto que he organizado. En esta ocasión no vamos a tejer ni a reciclar sino a cocinar!!!! Específicamente a llenar nuestros meses de dulzuras. ¿Te endulzas?
    Si te interesa la propuesta te dejo el link de mi blog de cocina "Salado Dulzor" para que conozcas mas de la propuesta:
    http://saladodulzor.blogspot.com.ar/2017/03/reto-dulcero-te-endulzas.html

    Qué tengas un hermoso día!!!!
    Daniela :)

    ResponderEliminar