jueves, 26 de enero de 2017

Bocados con nostalgia: Magdalenas tradicionales.


    Cuando vi la publicación de unas magdalenas de aceite de oliva y limón de Alma Obregón, no pude evitar resistirme a hacerlas el mismo día, tras comprobar que tenía todos los ingredientes necesarios para la misma en casa, porque sabía que a mi madre, fiel a las recetas tradicionales y bizcochos sin glaseados...le iba a alegrar su día. Y no me equivoqué, fue llegar del trabajo, oler la estela que dejaron tras hornearse en casa y venir a preguntar qué había hecho con unos ojos desconsolados, jajajaja.

    No es la primera vez que triunfo con una receta de Alma, por eso, no dejo de seguirla y de probar muchas de las que publica, tanto en sus libros como en sus post. Y esta vez tampoco falló. Las magdalenas, como dice una expresión que me hace mucha gracia, duraron un asalto. Sospecho que un duendecito, por no decir una duendecita se despertó de madrugada y "picó" alguna, porque...jajaja. Menos mal que llegaron al desayuno porque o si no me da algo, con las ganas que tenía de probarlas acompañada de mi súper batido y de mi café, ummmmm....tengo que volver a hacerlas porque me estoy desconsolando sólo con ver las fotos ;-)

    Y no hay mucho más que decir antes de explicar la receta, simplemente que las hagas y que disfrutes solo o acompañado de estos bocados de nostalgia que te transportarán, al menos a mi me pasó, a esos momentos en familia cuando era algo más joven, jeje.



Ingredientes para 12 magdalenas de Aceite de oliva y limón (receta de Alma Obregón):
  •  180 ml. de Aceite de Oliva (yo utilicé el suave, pero depende de tu gusto).
  • 180 gr. de Azúcar (más la que vas a espolvorear al gusto por encima).
  • 3 Huevos M.
  • 50 ml. de Nata para montar.
  • 200 gr. de Harina de todo uso.
  • Un sobre de gasificante. (En mi caso, utilicé el de la marca Hacendado, que vienen dos sobres, uno blanco y otro violeta. Vacías los dos en la receta).
  • La ralladura de un Limón.
  • Una pizca de Sal.
Preparación:
  1. Comienzas preparando el molde de magdalenas con las cápsulas que prefieras para esta ocasión.
  2. Bates en un bol el aceite junto con el azúcar, la ralladura de limón, y la nata y los tres huevos hasta que se integre todo bien y reservas.
  3. En otro bol, tamizas la harina, los dos sobres de gasificante y la sal.
  4. Es el momento de mezclar los ingredientes secos junto con los líquidos hasta conseguir una masa homogénea.
  5. Tapas la mas con papel film y dejas que repose en la nevera al menos 1 hora, pero puedes reservarla hasta 24 horas como máximo.
  6. Pasado el tiempo de reposo, precalientas el horno a 180 grados y vuelves a remover la masa antes de verterla en las cápsulas que tenías preparadas.
  7. Cubres la masa de la cápsula con una buena capa de azúcar y horneas durante 15-20 minutos, dependiendo de tu horno o hasta que estén doradas y al pinchar un palillo o téster salga limpio.
  8. Las apartas del horno y dejas enfriar aún en el molde unos 5 minutos antes de desmoldarlas y dejar que se terminen de enfriar en una rejilla, et...Voilà!! Ahora es el momento de devorarlas ;-)
 
    Sólo te puedo recomendar que las hagas en casa. Tuve la intuición de que me iban a transportar años atrás, cuando se hacían en mi familia al ver la receta de Alma y no me equivoqué. De nuevo, te doy las gracias por seguir aquí y ya sabes que estoy siempre activa por mi red social favorita: Instagram, por si me quieres seguir más la pista, jeje. Nos leemos pronto. Besos. MJ.






 
   
 

3 comentarios:

  1. Te han quedado preciosas, con una pinta de lujo. Yo misma quisiera probarlas en este momento jeje.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Mucha gracias Maribel!!¿Qué tal estás? La verdad es que quedaron muy buenas, la pena es que las hice hace tiempo y ahora estoy desconsolada, jajaja ¡¡Hay que repetirlas!! Besos.MJ.

      Eliminar
  2. Que pintaaa!! Esta tarde me animo y las hago con la peque

    ResponderEliminar